Los egipcios

Los egipcios se acercaron mucho a los caldeos en su forma de concebir la Astronomía y fueron grandes observadores del Cielo a simple vista. (Entre el tercer y primer milenio a. C.) Los egipcios definieron el mes correspondiente al mes lunar de 29.5 días, que luego redondearon a 30. En el mismo período, determinaron el paso de las estaciones, que reflejaban el inmutable vaivén del Sol a lo largo del tiempo. También notaron el movimiento retrógrado de Marte, Júpiter y Saturno.

Ramses II templeTemplo de Ramsés II en Abú Simbel (Egipto)

Otros dos hechos los caracterizan. El primero es la costumbre de anotar, como los caldeos, muchas de sus observaciones. Esta práctica permitió que, a pesar de las numerosas invasiones y la destrucción de los templos, se recuperaran algunas de ellas y las utilizaran tanto los griegos de Alejandro Magno como los árabes y después los astrónomos europeos del renacimiento. El segundo hecho es un descubrimiento grandioso, pero que fue ignorado por mucho tiempo. Desde el (primer milenio a. C.). Los egipcios concibieron un sistema llamado “Pseudoheliocéntrico” en el cual los planetas giraban alrededor de la Tierra, incluido el Sol (era la creencia de la época,) salvo Mercurio y Venus, que giraban alrededor del Sol.

gizehEsfinge de Gizeh

La estrella Sirio en Egipto

La Astronomía tuvo una gran importancia práctica para la economía egipcia la cual dependía, en su totalidad, de la crecida anual del río Nilo, que ocurría al finalizar la primavera, y que irrigaba todas las tierras de labor y las hacía fértiles. Los egipcios se dieron cuenta que este evento ocurría al poco tiempo de que Sirio, la estrella más brillante del Cielo en el hemisferio norte, saliese por el este justo antes del amanecer, después de no haber sido visible en el Cielo durante varios meses. Esto hizo que la salida de Sirio por el este se convirtiese en la piedra angular del año egipcio, el cual consistía de tres estaciones:

La estación de la inundación, la estación de la emergencia de las tierras y la estación de la cosecha o de las aguas bajas.

Cada año cuando la estrella de Canis Mayor se levantaba justo antes del caliente Sol de la mañana y estuviera visible por poco tiempo antes del amanecer, los sacerdotes sabían que el Nilo muy pronto se desbordaría y expandiría sus esperadas aguas sobre las cosechas las cuales habían sido plantadas en las riberas del río.

sirioSirio A (la brillante estrella) y su tenue compañera enana blanca (Sirio B)

Sirio A, es la estrella más brillante en el Cielo, pero esto es por su cercanía a 8,6 años-luz de la Tierra. Es una estrella binaria, tipo A, de color blanco, su magnitud es menos 1.5. Sirio es 26 veces más brillante que el Sol, se encuentra en la constelación Canis Mayor, justo debajo de Orión. Los antiguos llamaban a Sirio “la Estrella del Nilo,) se refiere al tiempo de hace 5.000 años cuando los antiguos egipcios la adoraban. Nosotros sabemos que su geroglífico era un perro.

Gigantes templos fueron construidos con los corredores orientados hacia el punto donde Sirio aparecía al amanecer, atendidos por Isis y Osiris que eran diosas relacionadas con Sirio. Su estrella compañera Sirio B, es una enana blanca de magnitud más 9, la masa de esta enana blanca está tan comprimida que una cucharadita de su masa pesaría una tonelada. Solamente se puede ver con un potente telescopio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s