La Astronomía, madre de todas las ciencias

Algunos autores han calificado la Astronomía de Ciencia madre. Y así es en efecto. El estudio del Universo, aparte de las dimensiones indefinidas de este último, abarca el de todas las demás Ciencias humanas, desde el átomo en sus aspectos mecánico, físico y químico, hasta los mundos y soles ingentes que en cantidad incalculable gravitan por el espacio. Además, como Ciencia matemática, la Astronomía requiere el empleo casi constante del cálculo en sus múltiples investigaciones.

Pero, por fortuna, la Astronomía, a pesar de las grandes dificultades que ofrece su estudio para el astrónomo profesional o especialista, puede presentarse, sin perder el rigorismo científico, en forma accesible y atrayente para las personas ilustradas. Dejando aparte las formulas complicadas y las discusiones de Ciencia superior, cabe referirse solamente a los resultados obtenidos y a las descripciones cuya comprensión no ofrece dificultad, máxime si se omiten en lo posible, los tecnicismos y con la intención de educar e iluminar.

La Astronomía es una Ciencia eminentemente espiritual: es una Ciencia que, en sus investigaciones, no persigue ningún fin material. Aun cuando no son escasas sus aplicaciones a la vida práctica, como la Navegación, la Geografía, la Geodesia, la Cronología, etc., Estas aplicaciones, conforme dijo no hace mucho un gran matemático francés, son “le petit coté” de la Astronomía. Esta Ciencia nos revela la grandeza de las leyes naturales y nos descubre horizontes infinitos de luz y de vida.

Dada la evolución progresiva del espirito humano hacia un estado de honda consciencia, bien podemos decir que su conocimiento elemental constituye una necesidad para cuantos sienten el valor de su propia dignidad, no permitiendo que su vida se deslice inconscientemente sin haber sabido jamás en que mundo han vivido y de las maravillas del Universo del cual forman parte integrante.

Ciencia no es justamente fríos factores, pero en vez de eso nos muestra cuan espectacular, infinito y lo grandioso que es nuestro Universo. Al sumergirnos en este profundo, conocimiento, nosotros podemos sentir una religiosa reverencia a la magnificencia y encontrar significado en el hecho que nosotros somos una parte de semejante y maravilloso Universo.

Galileo Galilei
GALILEO GALILEI (1.564 – 1.642)
El gran sabio italiano fue un brillante astrónomo, físico y matemático, cuyo juicio por la iglesia católica fue el símbolo de la transición entre la ciencia medieval y la nueva época científica.

La Astronomía, Ciencia a la cual todas las demás aportan sus propios conocimientos adquiridos gracias a nuevos elementos proporcionados por el incesante progreso técnico que caracterizo todo el siglo XX y lo que va del XXI, es, quizás la rama del saber humano que más intensamente está acusando un incesante avance. El estado de los conocimientos astronómicos, han sido señalados por nuevos y sorprendentes descubrimientos, que nos conducen a una nueva imagen del Universo y de nuestro lugar en el.

Considero que en las explicaciones y descripciones que seguirán hallara el lector las grandes bellezas que encierran nuestros conocimientos astronómicos. Y todos los precedentes científicos interesantes, y podrá hacerse cargo de la evolución y desarrollo insospechado que ha adquirido la Astronomía en los tiempos contemporáneos, y aun, tal vez, despertar vocaciones entre aquellos que sienten un fervor latente por el estudio de las Ciencias naturales y exactas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s